Se conoce como “economía de carrera” el consumo de oxígeno  (VO2/kg/min)  requerido para movernos de un lugar a otro a una determinada velocidad.

Hay algunos factores que podemos regular o amoldar a nuestro estilo, entre ellos:

1. La técnica de carrera: este aspecto es clave y determinante para lograr una buena economía de carrera mediante la zancada correcta, cada corredor, tiene un largo de zancada diferente al otro,   la genética juega un papel muy importante. Variables como el largo de las piernas, la masa corporal, la extensión del muslo, el ciclo de la pisada, etc... determinarán el uso ideal de la economía de carrera. Los ejercicios y monitoreo constantes pueden ayudar a controlar y mejorar la fuerza y resistencia de los músculos de las piernas, colaborando a un mejor impulso a la hora de desarrollar el ciclo de la pisada.

2. El Peso: este factor es primordial, entre más ligero sea el corredor o corredora, utiliza menos energía que un corredor o corredora con mayor peso. Es importante controlar el IMC (Indice de masa corporal) para obtener  mejores resultados en cuanto a la economía de la  carrera.

3. Consumo de oxígeno: existen diversas formas de preparase para un consumo menor de oxígeno, todas ellas se refieren a el entrenamiento previo para lograr una mejor economía durante la carrera y utilizar el oxígeno con más eficacia. Subir cuestas con zancadas largas, ejercicios de fuerza como sentadillas y elevaciones de talón con piernas extendidas, hacer repeticiones de 400 a un ritmo mayor al normal, ejercicios de saltos, y alternar el volumen de las cargas de entrenamiento.

Cuál es tu distancia preferida?

Siguenos !

Facebook

Twitter